Volver a INICIO
6to Encuentro Nacional de la Red Argentina del Paisaje
Caracterización paisajística del territorio tucumano
Liliana NEDER, Graciela SANCHEZ y Mayra VARELA ITUARTE
Nodo Tucumán, Red Argentina del Paisaje
liliana.neder@yahoo.com.ar

En esta investigación destacamos el enfoque geológico/geomorfológico combinado con aspectos sociales inherentes, para determinar las unidades de paisaje. El paisaje es la expresión superficial de la acción de agentes endógenos (sismos, corrimientos, hundimientos, elevación de montañas) y exógenos (agentes erosivos: agua, viento, hielo o gravedad) que determinan un relieve que fue modelado bajo condiciones climáticas diferentes. En el territorio tucumano, se identificaron 9 unidades y en cada una se analizaron los aspectos: 1)científicos: características geológicas y/o geomorfológicas; 2)culturales: arqueológicos, etnológicos, artísticos e históricos; 3)uso y gestión: componentes territoriales y su potencial de uso (accesibilidad y cuencas visuales, fragilidad, intensidad de uso, degradación e impactos ambientales.

Los puntos de atracción del paisaje son: la vegetación (diferentes texturas, tonalidades, estructuras y las variaciones estacionales); el sustrato litológico (rocas que determinan el modelado relieve bajo distintos climas); el uso del suelo (urbano, rural, industrial, natural, forestaciones, pastizales, etc.) y actividades socio-culturales (fiestas patronales, festivales, procesiones religiosas, rituales ancestrales, etc.). Es por ello que se analizaron estos valores en cada unidad de paisaje definida, en coincidencia con las unidades fisiográficas (ver mapa), para caracterizar los rasgos sobresalientes del territorio tucumano.

La provincia de Tucumán presenta dos tipos de relieves bien marcados: al oeste un sistema montañoso con extensos valles y al este, llanuras con cultivos permanentes y estacionales. La zona montañosa en el sector norte de la provincia, se divide en 3 valles: el de Santa María, el de Tafí y el de Trancas. El valle de Santa María es un valle elongado en sentido norte-sur cuyas nacientes se encuentran en la provincia de Catamarca, luego atraviesa el territorio tucumano y termina en la provincia de Salta. Tiene características semiáridas donde el viento es el agente que modela la superficie generando oquedades y acumulaciones como dunas y médanos. La vegetación es característica de estas condiciones siendo las especies arbustivas y los cardonales, las más frecuentes. La presencia de sitios arqueológicos en distintos sectores de ambas sierras, contribuyen al enriquecimiento del patrimonio cultural provincial.La producción de frutos secos y de especias es artesanal y de excelente calidad.


El valle de Trancas situado al norte de la ciudad de San Miguel de Tucumán, es muy amplio con ríos permanentes que escurren de oeste a este, con vegetación de Yungas. El uso de las tierras es agrícola, forestal y ganadero. El brusco pasaje del área montañosa al fondo de valle incrementa la erosión y flujos torrenciales en el fondo de valle. Es frecuente la presencia de campings y merenderos para recibir a turistas que visitan esta región, famosa por albergar la casa natal de la escultora Lola Mora y a San Francisco Solano quien con su vara, abrió un pozo de agua en plena sequía conocido como Pozo del pescado.

El valle de Tafí es un lugar elegido por turistas argentinos y extranjeros, por el alto valor paisajístico y a su clima, que permite realizar un sinnúmero de actividades deportivas de aventura, torneos y encuentros nacionales e internacionales. Se realizan festivales de gran convocatoria al igual que fiestas religiosas y ancestrales. Los sitios arqueológicos son protagonistas de proyectos y estudios científicos que demuestran la ocupación por parte de culturas de más de 2000 años de antigüedad.

Las montañas del centro-sur tucumano presentan características diferentes en cuanto a su litología y modelado, ya que sus cuencas fluviales cambian de dirección adoptando protagonismo el relieve y la vegetación, influenciada por la recepción de vientos húmedos. La cubierta vegetal corresponde a la selva tucumano-boliviana de Yungas, donde predominan los árboles de gran porte, las epífitas y helechos como una trama verde con parches de colores en sus flores. Es aquí donde se encuentran los parques y reservas provinciales para proteger la biodiversidad. Estos valles son de menor extensión pero con más rincones para descubrir y actividades de turismo aventura para desarrollar. La región montañosa del sudoeste presenta valles longitudinales subparalelos y de orientación NO-SE donde se destaca la masa boscosa densa y una red fluvial permanente, donde se construyó el dique Escaba para obtener electricidad. En el paredón del dique se desarrolló una gran colonia de murciélagos reconocida a nivel mundial, que en la actualidad ha disminuido significativamente lacantidad de individuos.

Los suelos bien desarrollados de la llanura oriental permite la explotación agrícola con cultivos de caña de azúcar, soja, trigo, tabaco, citrus, en diversos sectores que cumplen los requerimientos sistémicos de cada uno. En esta región se destaca la actividad fluvial de los afluentes más importantes del rio Salí, que atraviesan la llanura y desaguan en el embalse Rio Hondo, con formación de deltas y humedales.
Al sureste hay pozos surgentes de aguas alcalinas, silicatadas y sulfatadas a 42º a 48ºC, que comparten el acuífero con las aguas termales de Río Hondo (Santiago del Estero), recomendables para tratamientos terapéuticos y cosméticos. El termalismo surge como recurso natural singular particularmente por sus propiedades curativas. La calidad visual se destaca por la topografía llana, donde dominan las líneas horizontales y las variaciones cromáticas entre cultivos. Finalmente la ciudad de San Miguel de Tucumán fundada en 1685, se desarrolló en el piedemonte entre la sierra de San Javier y el río Salí, expandiéndose hacia fundirse con localidades cercanas, formando un área metropolitana donde viven casi un millón de habitantes. La traza fundacional respondía al esquema de Hispanoamérica en los siglos XVI y XVIII en un damero regular con la Plaza Independencia en el centro. En su perímetro se construyeron edificios públicos, iglesia Catedral y Convento de los jesuitas. Es una ciudad muy atractiva por su patrimonio histórico y edilicio. La figura que se anexa responde a dos unidades: la del valle de Tafí en diferentes estaciones (izquierda) y al valle de Trancas en distintos sectores del mismo.

Laboratorio de Geoarqueología
Facultad de Ciencias Naturales e IML-UNT
Av. Leandro Alem 114 (4000).
San Miguel de Tucumán.
Volver a INICIO